Usted está aquí: InicioGuatirePersonajesAntero Muñoz, semblanza de un líder

Antero Muñoz, semblanza de un líder

Los años iniciales del presente milenio nos invitan al balance y la reflexión. Al revisar la actuación de los guatireños en función de dirigentes de la comunidad, durante la última centuria del siglo pasado, nos encontramos con la figura de Antero Muñoz Escalona.

Guatireño nacido en el alto de Macaira el 3 de enero de 1867. Comerciante de oficio, dueño de la sala de cine Apolo, donde la población conoce la pianola y el espectáculo del cine mudo y sonoro.

Desde muy joven muestra una inquebrantable vocación de servicio a la comunidad que muy pronto lo vincularía en rol protagónico en cuanta actividad y acontecimiento sucedía en la población.

En el convulsionado país de principios del siglo XX se hace guerrero por la causa Liberal, y obtiene en batalla el grado de Coronel. Don Antero, como era popularmente llamado, forma familia guatireña con Dionisia Berroterán, hija del líder liberal-amarillo General Sandalio Berroterán; de viudo, luego de desposa con Juana Pompa, perteneciente a una familia de tradición y abolengo poético.

La actividad cívico-político-militar lo lleva como líder al Concejo Municipal y la Jefatura Civil en muchas ocasiones en Guatire, Caucagua y Capaya. No obstante, la dimensión de su liderazgo estuvo siempre por encima del cargo público. Alterna la función pública con los alzamientos militares y las inquietudes literarias de fina vena poética y dominio estilizado del género epistolar. Publica sus versos en las páginas literarias del poeta Andrés Mata en el diario El Universal, del cual era agente y corresponsal. Funda y dirige el periódico “El Barloventeño” en Caucagua, cuando a la sazón era Jefe Civil de la población. A principio del siglo XX organiza la Peña Literaria de la que fue alma y motor, junto con guatireños de aptitudes afines como los doctores médicos Carlos Eduardo Cruz, Manuel Felipe Tirado, Ramón Alfonzo Blanco y, los no menos ilustrados vecinos, Andrés Pacheco Miranda, Luis Betancourt, Jesús María Franquiz Jiménez, María Rubio, Claudio Rico, Régulo Rico y Vicente Emilio Sojo entre otros. Centro literario donde disfrutaban de veladas artísticas, recitales, lecturas, traducciones, dramatizaciones poéticas, charadas, sainetes y cuadros vivos.

Don Antero atendía a los vecinos desde la función pública y fuera de ella, sin audiencia y sin horario, en su casa y en la calle. Le solicitaban el consejo oportuno, elaboración de documentos, el aval personal, la solidaridad, ofrecimientos de ahijados y, le mostraban adicionalmente, una suerte de obediencia paternal.

Al respecto, el escritor guatireño Guido Acuña dice...”Don Antero Muñoz Escalona, pura dulzura en el remellón del trapiche... La simpática personalidad del Sr. Antero Muñoz... Su estampa pródiga en el trato, en la que retratábase ese tipo característico de los pueblos interioranos, vaciado del molde hispano en la arcilla indígena y bajo el calor revitalizador del negro africano... Tenía una pierna fracturada desde el remezón telúrico del año 1900... Quedándole el andar descompasado, por lo cual sin embargo de dejaba de marcarse en él un cierto aire de notable prestancia... Atento a quien le llamara, no dejaba ni a chicos ni a grandes, preguntas sin respuestas”. Miranda. Frescos e Iluminaciones. Pomaire 1991.

La comunidad confió en él sus proyectos más importantes. Así lo encontramos presidiendo la Junta de Reconstrucción de la iglesia derribada por el terremoto de 1900. Presidente Vitalicio de la Sociedad del Nazareno y auspicia y patrocina la construcción de la hermosa capilla para el santo en la calle Real del pueblo.

Don Antero estaba presente en cuanta calamidad colectiva aconteciera. Asume la responsabilidad de almacenar el aceite de tártago en la Casa Parroquial, y distribuye la dosis a la población, en la epidemia de peste de 1918.

Cuando la rebelión de los estudiantes caraqueños de 1928 enviados a trabajos forzados en la carretera de Araira; don Antero organiza a su paso por Guatire la recepción y auxilio, instalando puestos de abastecimientos de comida –pan, huevos salcochados-, desde la entrada en Las Barrancas hasta la salida en El Placer. El hogar de la familia Muñoz permanecía abarrotado de familiares, solicitándole sus buenos oficios ante el Jefe Civil para visitar los estudiantes.

La autoridad de don Antero no requería de investidura oficial, sabía muy bien tomar la dirección en los momentos que la población demandaba liderazgo, tanto así, que en la insubordinación civil del 27 de diciembre de 1925 toma las riendas de la situación que tomaba ribetes de linchamiento al Jefe Civil, Coronel Gregorio Guzmán Peña y Arturo Mérida, Jefe de la Policía. Ambos se habían ganado el odio por malos tratos a la población y desafueros administrativos. La furia colectiva había estallado por agresión brutal a un niño en la manga de toros. Reseña este acontecimiento don Angel María Daló, primer cronista de Guatire. “Poblada en Guatire contra las autoridades civiles de 1925. Ante el feo cariz que presentaba el momento, varias personas intervinieron consiguiendo aplacar los ánimos, entre ellos el Sr. Antero Muñoz Escalona quien se dirigió a la multitud pidiéndole abstenerse de toda acción violenta... que había otros medios más eficaces... un grupo de personalidades, entre otros: Marcos Lander, Hilario Delgado y Ramón Palacios, con el Sr. Antero Muñoz a la cabeza fue a la Casa de Gobierno seguido de la multitud; al encontrarse con el Jefe Civil, éste le increpa: ¿acaso es usted el instigador? Nada de eso, le contestó el Sr. Muñoz, estoy tratando de evitar acciones peores, absténgase de hacer armas contra el pueblo y nada pasará... El día siguiente una comisión presidida por el mismo Sr. Muñoz se dirigió a Macuto donde a la sazón se encontraba el Presidente Gómez y, allí los recibió, Los funcionarios fueron destituidos de inmediato”. ULTIMA HORA MIRANDINA. Guarenas 5 de febrero de 1983.

Don Antero fue Secretario de la Junta Bolivariana pro-conmemoración del centenario de la muerte del Libertador en 1930. Y toma especial protagonismo de este acontecimiento ante la incertidumbre política de la Junta. Ordena a Pablo Rafael Prieto, alias “Cucarachero”, la destrucción de la vieja plaza Zamora y el desplazamiento del busto. Ante el reclamo del General Encarnación Arenas, autoridad gomecista, Don Antero convoca a la población al cine Apolo y comprende la voluntad del pueblo. Se iniciaba así la construcción de la Plaza “24 de Julio”, cuyo nombre le atribuyen la autoría. Sobre este pasaje de la vida de la vida de Don Antero escribe Gustavo Graterol: “Hombres que no mueren ... Hay hombre que después de muertos aún viven en el corazón de los pueblos. Antero Muñoz Escalona es uno de ellos... Hombres de su envergadura son los que necesitamos... Los hombres que pretenden hacerse figura hoy necesitan para el caso seguir el ejemplo de Muñoz Escalona, quien desinteresadamente luchó a brazo partido por su pueblo. En plena tiranía, mostró siempre su firmeza en contra de los regímenes despóticos. Cuando la Junta Bolivariana de 1930, pasaban los días y no se resolvía nada sobre la construcción de la hoy Plaza 24 de Julio, Antero Muñoz Escalona con su espíritu resuelto siempre a la lucha, ordenó a un sobrino suyo que destruyera el viejo pavimento de la plaza, que tumbara los bancos viejos la plaza y quitara la estatua de Ezequiel Zamora y la diera a guardar en la casa de Luis Graterol... Cuando se informaron de quien había sido la orden, lo interrogaron y éste contesto: “ “Ya no hay otro remedio que construirla nuevamente, luchemos para ver coronados nuestros ideales”...Prueba de aquellas palabras resueltas que debían imitar sus contemporáneos para engrandecimiento de nuestro pueblo, es la plaza 24 de julio y el bello monumento erigido a nuestro Libertador... Hombres como Antero Muñoz Escalona no mueren”. EL INDIO, Guatire 21 de agosto de 1938. Año I Mes I.

Era de público conocimiento su desafecto a la dictadura gomecista, sin embargo, en reconocimiento a su liderazgo se le nombra Presidente de la Junta de Notables para vigilar la conducta de los funcionarios públicos, organismo que presentaba cuentas semestralmente al Gobierno Regional.

En su honor, la Municipalidad guatireña crea y patrocina la escuela primaria “Don Antero Muñoz Escalona”, dirigida por el educador Rafael Vicente Borges.

Don Antero fallece el 11 de diciembre de 1933. La Municipalidad decretó duelo oficial por tres días, y el pueblo abatido y pesaroso, hace la más grande manifestación de duelo popular bajo una lluvia tormentosa, intempestiva e inesperada, lo que no fue impedimento para que las notas musicales de la Escuela del Maestro Régulo Rico, acompañaran al cortejo fúnebre hasta su última morada.

Resulta inelegante ponderar los méritos de la familia, pero las realidades históricas pesan y las circunstancias obligan.

A todas luces, parece difícil que pueda encontrarse en la sociedad civil guatireña del siglo que recién terminó, un dirigente con tanta inquietud social y sana vocación de servir al colectivo, con tan dilatada hoja de servicios, de tantos créditos, con la versatilidad y cobertura de liderazgo y la estatura intelectual y moral de Don Antero.

No resulta descabellado advertir entonces que Don Antero Muñoz Escalona estará entre los más grandes dirigentes de la comunidad guatireña de todos los tiempos.

En tiempos del abuelo no se conocía la cultura insolente de: “¿Cuánto hay pa’eso?”

Dr. Felipe Muñoz Dorta

Guatire

Guatire: Cultura, personajes, historia, ...

Guarenas

Deportes

Entretenimiento

Negocios y Empresas

Publicidad


Publicidad Google

Publicidad Google

Publicidad

Concurso Mini Lady 2013

Promociones

Taller Vivencial de Oratoria para Tener Éxito al Hablar en Público
Comprender la motivación para aumentar el conocimiento acerca del comportamiento personal identificando sus motivaciones y su influencia en el desempeño.
Desarrollar competencias relacionadas con la motivación al logro que propicien el éxito personal, laboral y social.
www.leidavergel.com.ve

Pinlacas Guatire C.A.
Venta de pinturas, artículos y materiales de ferretería, carpintería, plomería, herrería, latonería, ...
VENEPATCH SUPPLY C.A.
Todo para el cauchero, balanceadoras, desmontadoras, parches e insumos.

Sistemas Genesisclip C.A.
Desarrollo de Proyectos en Tecnologías de la Información y Comunicación.

Hierro Guarenas
Venta y distribución de materiales de construcción, ferretería en general, ...

Publicidad

()c) 2000-2013 www.Guatire.com
..............
Visita Tambien Nuestra Red de Portales, Sitios Web y Blogs
Desarrollo y Hospedaje por: Misitioweb.com.ve con Tecnologias Joomla 2.5